Como en todo grupo social, hay ocasiones en las que alguno de los miembros no respeta alguna de las normas más básicas de convivencia.  En estos casos, es indudable que se deben imponer sanciones, pero sanciones EDUCATIVAS.  Por ello, este curso hemos optado por imponer sanciones complementarias como fueron:

  1. Organización flexible del horario lectivo de alumnado con conductas contrarias a las normas de convivencia en el Centro.
  2. Alumnado vigilante del patio en el horario de recreo.
  3. Trabajos de voluntariado en la Asociación de Discapacitados “Espérida”
  4. Comisiones de alumnos/as responsables de la limpieza del Centro.
  5. Uso de la Biblioteca Municipal por parte del alumnado al que se le impone la sanción de suspensión del derecho de asistencia al Centro con objeto de recibir supervisión en la realización de las tareas educativas por parte de la persona responsable de la Biblioteca.
  6. Compromisos educativos y de convivencia con el alumnado y sus familias, de forma coordinada con la Trabajadora Social del Ayuntamiento.
Anuncios